lunes, 2 de mayo de 2016

jueves, 24 de septiembre de 2015

¿Dónde está el poema?

Se levantó del escritorio en el que había estado trabajando todo el día para ese ensayo de la facultad. Dejó ahí un archivo de texto trabado, papeles enmarañados, apuntes, un cuaderno, dos libros, un mate frío, migas de un pastelito de membrillo.

Puso un disco de Sonic Youth y se fue a parar en frente de su biblioteca. Se quedó ahí, como mirando por una ventana,

esperando verlo.

No vió nada.

Volvió al escritorio; la panza vacía.

Escribió algo sobre la desaparición del poema.

domingo, 10 de mayo de 2015

Bueno

Digo que es "bueno",
¿pero qué digo cuando digo "bueno"?

Cuando digo bueno
digo libertad de hacer el ridículo
entre botellas de más
y encontrar siempre esa sonrisa
del otro lado del fondo.

Digo bueno
y estoy hablando de ese lugar
al que uno puede ir confiado
sin velorio de por medio
a caerse bien muerto.

Digo mucho cuando digo bueno
porque lo digo en sentido amplio.
No bueno concepto moralista,
bueno Real Academia:
gustoso, apetecible, agradable, divertido,
que supera lo común.

Digo bueno
y hablo de formas de hacer
el pensamiento y el amor.
Digo bueno y digo ser,
digo bueno y digo estar,
digo bueno y digo vos.

martes, 31 de marzo de 2015

El (sin)sentido

No tiene sentido, dicen
los rastreadores de coherencia
sistemáticos
en su diligencia implacable
de inventar
un fin para cada medio
Qué sentido tiene, preguntan
en liturgia retórica
los sacerdotes de lo rentable
de lo que conduce hacia
lo que lleva desde
lo que trae por
lo que sirve para
Cuál es el propósito, increpan
aturdidos
los fundamentalistas de lo útil
los que no tropezaron nunca
con el encanto del sinsentido
con el atractivo del porque sí
con el placer lúdico
de perder (o ganar) el tiempo
sin bocetar
sin dirigirse, de manera precisa
a ningún lado.

jueves, 5 de marzo de 2015

Sin palabras

Me dejaste sin palabras
suele utilizarse
a modo de frase hecha
un poquito tramposa
o en los mejores casos
algo exagerada
para decir
que uno quedó atónito
estupefacto
patidifuso desconcertado boquiabierto
o sea
que a uno lo tomaron por sorpresa
que algo es
mucho más de lo que se esperaba.
Pero también
para decir algo en reemplazo
de lo que realmente se quiere decir.
Me dejaste
sin
palabras
es sinónimo de no-se-bien-qué-decir
no tanto de no-tengo-nada-para-decir
es, mejor dicho
una especie de fuga
escape verbal
conjugada huída
te digo, pero no te digo.
Me dejaste sin palabras
y que el otro entienda lo que quiera
lo que pueda
o que no entienda muy bien nada.
¿Te comieron los dedos los ratones?
No.
Me dejaste sin palabras, te dije
y me expliqué:
creo que no puedo escribir
desde ningún lugar
que me quede cómodo.
Y es tan cierto.
Pero también es cierto
que podría utilizar ahora
esas palabras que me faltaron siempre
las que nunca había pronunciado
las que vos me descubriste.
Pero es que estoy muerta de miedo
y no se muy bien cómo usarlas.
Vértigo, me dijiste un día.
Vértigo, te digo hoy.

sábado, 25 de octubre de 2014

Lo que me gusta de vos - Lista II

que prefieras los días nublados
la forma de lavarte la cabeza
los reflejos rojos de tu barba
la confianza con la que escuchás mis inventos
la voz un poco ahogada con la que expresás algunas cosas que sentís
que te hagas el distraído cuando cuento historias repetidas
que no sepas nada de la vida de las golondrinas
el modo en que descongelás el guiso de lentejas
tu grupo y factor sanguíneo
(y el mío, por supuesto)
tu forma de desdramatizarlo todo
(a menos que no haya chocolate,
suene Radiohead de fondo
y hablemos de enfermedades)
que seas más fuerte que los cambios de planes
tu preferencia por los morrales
(y que te parezcan feas las mochilas)
tu gusto por mis camisas a cuadros
los dos pelos rebeldes de tu ceja derecha
que no te guste el jamón cocido
los rulos que te nacen en la nuca
tus dientes de abajo
las uñas de tus pies.

martes, 19 de agosto de 2014

De dónde salí

¿De dónde saliste vos? me preguntó.

Como de costumbre, dije algo en tono de chiste y evadí la respuesta... Es que las respuestas a ciertas preguntas pueden resultar de lo más inquietantes. Porque ninguna respuesta fuera de broma a esa pregunta podría haber sido dada sin el vértigo que produce saber que en una buena medida uno salió del otro. Del otro, sí.

De dónde salí, me preguntaste.

Entre tantas otras cosas, salí de tu gusto por la yema cocida del huevo; de esa encantadora costumbre tuya de besarme las manos; del encuentro de tu mano izquierda y tu mentón cuando te secuestra una idea; de tu preferencia por el chocolate recién sacado de la heladera; de la forma en la que te metés en la cama; de tu espalda rellena de plumas; de la soltura y naturalidad con la que encontrás en mí a una par; de la simpleza con la que me invitás a construír los nidos más anidables del mundo.

Yo salí, en una buena medida, y entre tantas otras cosas, de la inocencia de tu mirada desnuda.

sábado, 26 de julio de 2014

Terraza

Siempre pensé que subía a buscar respuestas
Hace un tiempo me di cuenta de que era al revés
Nadie me ha hecho tantas preguntas como mi terraza.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Dormir con vos

a veces no es dormir
es, también, despertar:

despertarme en la hora incierta
entumecerme cada músculo
detenerme un pulmón y medio
callarme todas las pestañas
y morirme un rato
mirándote.

jueves, 10 de abril de 2014

Lo que me gusta de vos - Lista I

la forma en la que movés las manos al hablar
el gesto que hacés con la boca cuando no estás de acuerdo con algo
el olor de tu cuerpo (bajo cualquier circunstancia)
el gusto de tu boca a la mañana (y a la tarde; y a la noche)
tus dedos, largos y finos (y suaves; y delicados)
la forma en la que servís la cerveza
tu manera de saltear trozos de carne y verduras congeladas
el modo de secarte las manos con el repasador
tus grandes dudas
tu preferencia por las mangas tres cuarto
tu carcajada repentina
tu sonrisa misterio
tu beso sutil
tus párpados
el descontrol de tu pelo
(la forma en la que intentás infructuosamente acomodarlo)
tu manera de tipear
tu respiración cuando soñás
el tabique de tu nariz
tus expresiones de placer.

domingo, 23 de marzo de 2014

Lo indecible


"Las cosas no son todas tan comprensibles ni tan fáciles de expresar como generalmente se nos quisiera hacer creer. La mayor parte de los acontecimientos son inexpresables; suceden dentro de un recinto que nunca holló palabra alguna".
Rainer Maria Rilke


¿Qué clase de acontecimiento
es el que me come la lengua
y me ata hoy las manos,

pero me pide sin tregua
el intento frustrado
de decir algo al respecto?

Estoy mutilada
frente a la página en blanco
que reclamó todo el día

esta manía inútil
de mitigar lo indecible
y mudar todo al verso.

domingo, 9 de febrero de 2014

El cuerpo es la forma

"Que tu cuerpo sea siempre
un amado espacio de revelaciones".
Alejandra Pizarnik

Tus ojos
como dos mundos
que me hospedan la mirada
y me viajan
hacia un idioma otro.
Una lengua indescifrable
de fonemas indecibles.
Singular melodía que escucho
cuando las voces de la forma
me recitan tu cuerpo.
Tu cuerpo laberinto borgiano
tu cuerpo enigma
tu cuerpo lluvia repentina
tu cuerpo poema ilegible.

domingo, 5 de enero de 2014

Sobre una definición

Y un día se despertaron en la misma cama, entre sábanas que habían mezclado sus olores formando uno solo que inundaba todo el cuarto. Se desearon buenos días y se sorprendieron de la cantidad de horas que habían estado durmiendo. Rieron, se besaron, se respiraron, se escucharon, se tocaron, se observaron. Se miraron y supieron que nunca necesitarían definir cosa alguna mientras se miraran de aquel modo. Y que si algún día ya no se miraban así, de todas formas, ninguna definición podría remediarlo.
 
El deseo no responde a ninguna atadura. Su propela es siempre la falta de; y su estado privilegiado, la libertad.

viernes, 3 de enero de 2014

Hablar no es decir

La articulación de anécdotas
insípidas
triviales
nimias
ajenas
carentes de toda trascendencia
repetidamente irrelevantes
no me dice nada sobre vos
que te ocultás detrás del habla
y me negás el abrazo de tu decir.

No es lo mismo masticar palabras
que amasar el pensamiento.

martes, 12 de noviembre de 2013

Eso

Yo quiero
lo que se escapa del pronóstico,
lo que no mida
ninguna estadística.
Yo quiero que el tiempo,
como hoy,
nunca alcance;
que jamás sea suficiente.
Yo quiero
lo que no se explique,
lo que no se entienda.
Eso
que se descarta,
que no se elige
porque no existe.

lunes, 11 de noviembre de 2013

lunes, 21 de octubre de 2013

Palabras

Esta necesidad imperiosa de poner todo por escrito,
como para inmortalizar lo abstracto,
como para conservar lo efímero.
La obsesión de hacerte palabras;
el empeño de buscarte en ellas.

lunes, 14 de octubre de 2013

Sobre el final

"Sobre los títulos vi caer tu nombre
reaccioné, reaccioné".
Soda Stereo, "(en) El séptimo día" 

Si es bueno, no es final. No importa si el verso Disney y los hermanos Grimm te quemaron la cabeza, ¿qué final puede ser bueno? ¿Nadie se dio cuenta? En el "vivieron felices y comieron perdices" siempre se nos omite el final: si siguieron viviendo, ese no era el final. Nadie nos habla del final. El final está velado, disfrazado, disimulado, fuera de foco, fuera de cuadro. Los finales no son felices. Y sin embargo, estamos hechos de finales. El agua del mate se acaba, el fin de semana se acaba, los besos se acaban, los versos se acaban, tu cuerpo se acaba. La prueba irrefutable: lo que había en esos vasos, medios llenos o medios vacíos, ya no es más. Y uno, como quien no quiere la cosa, se hace el distraído, se pega una ducha, prende el televisor, pone un disco, convierte al estúpido caos en un estúpido orden, y ya fue, apaguen de nuevo las luces, que comience la siguiente función.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Desvío

"Como un efecto residual, yo siempre tomaré el desvío".
Soda Stereo, "Prófugos"

Y me pregunto, una vez más
¿para qué adaptarse
si uno puede, en su lugar
inventar
conquistar
otros caminos
menos evidentes
más singulares?

¿Para qué adaptarnos
si podemos trazar desvíos
que se adapten a nosotros?

lunes, 16 de septiembre de 2013

Tregua

"All oppression creates a state of war"*
Simone de Beauvoir

Heme ahí atragantada
en la trinchera que alberga
transitoriamente mis huesos

en la frontera
entre la realidad y el sueño

me despierto
                  y te veo
                             y te escucho
                                              y te toco
y me mirás

¿o no me despierto?
¿o es que no estás ahí?
¿o es que no estás diciendo nada?
¿o es que mis manos se confunden?
¿o es que no es a mí a quien le dirigís la mirada?

locura de no saber
de estarme perdiendo
entre mi estado de guerra
y tu llamado a la paz.

*"Toda opresión crea un estado de guerra".

martes, 10 de septiembre de 2013

Están muertos de miedo

Tienen miedo de no pertenecer
de tener que hacerse cargo
alguna vez
de sí mismos.

¿Qué harían
qué sería de ellos
si de pronto un día
se dieran a la duda?

¿Y quién los consolaría
si lo que siempre fue
sin previo aviso
deja de serlo?

¿Y qué clase de pañuelo
albergaría los mocos de su llanto
cuando finalmente lo que iba a ser
no suceda nunca?

Tienen miedo de no ser
lo que reclama la otredad
de no cumplir con
el código
la norma
la regla.

Tienen miedo de pensar
de pensarse
de oírse y descifrarse.

Están aterrados...

de encontrarse a la intemperie
y descubrirse sin calzado
de abandonar lo impuesto
de tener que labrar su propia huerta.

La fobia los ciega
no pueden caminar
sin el bastón blanco del rechazo.

Hoy me di cuenta:
Están muertos de miedo.

miércoles, 24 de julio de 2013

Tiempo

Hay un tiempo en tu compás
dorándose a la luna, evaporándose por las rendijas
de mi pentagrama inconcluso.

miércoles, 17 de julio de 2013

Pedido

A veces la vida te mira
con ojos de vagón desvencijado
         medio desnudo
                         harapiento
                                 andrajoso 
maloliente.
Y te extiende sus brazos
de andén a pleno sol
de un mediodía de verano.
Te pide
una patada en cada cesto
pinturas al fresco en cada techo
la revolución del verso en cada pared.

martes, 16 de julio de 2013

¿Sí o no?

Por ahí de los porahices
Tal vez de los talveces
Quizá de los quizaces
Capaz de los capaces

Ojalá de los ojalaces.

lunes, 15 de julio de 2013

Mi forma de leerte

En el umbral
de no se cuántas pulgadas
paseo de un lado a otro de mi boca
cada una de las letras
que en subordinada rebeldía
asiste al parto
de tus garabatos

y todavía
no encuentro el modo de leerlos
sin que se queden atrapados
entre mis dientes.

Ahí mismo
en esos huecos apretados
que (aún) no conocen a qué sabe
el grafito del lápiz que usás
para dibujar.

sábado, 13 de julio de 2013

Erre de raro

Raro con erre de résica
de rurbujas de rerveza
de raní rojado, ribro de roesía
de rálido rar, rine de la ralle Rorrientes
de rocumental de roeta, rigarrillos
de ralabras, ronversaciones, rarada de rolectivos
de ruy rorta respedida
de randame un rensaje ruando rregues.
Raro con erre de ros y ro.

jueves, 11 de julio de 2013

Agua

Encharcarse las ganas
Cerrar el paraguas
Viajar una gota de lluvia en las pestañas.

viernes, 7 de junio de 2013

Balbuceo

Me tambaleo sobre la soga
que rodea el cuello de cada verso
estrangulando así
cualquier intento de fuga

me miro de reojo
en el reloj de las palabras
asegurándome una red
que amortigüe la caída

me descubro por azar
una pluma cuyas alas
se despliegan si sospechan
que comienzo a despertar.

miércoles, 1 de mayo de 2013

Plural

Aprender
a no ponerle nombre propio.
Librarlo
del masculino singular.
Encontrarlo
multiforme y andrógino.
Despersonificarlo.
Empezar a hablar de los.
Sacarlo del molde,
que se presente plural: Amores.
Asumir que no es.
Que son.
Que hay tantas especies
como plumas
necesita un pájaro
para poder volar.

domingo, 21 de abril de 2013

Tarde

Que el disimulo se vista siempre de naranja
y no sepa calzarse otra cosa
que unos tacos que lo anuncien.
Que revuelva la infusión de turno
y se enteren todos los vecinos de la cuadra,
y si por casualidad te encuentro en algún lado,
se dedique a volcar todos los vasos de la mesa.
Que atolondrado y torpe, el disimulo,
se quede siempre hablando solo en las esquinas
y que nunca sepa exactamente
cuándo tocar el timbre.
Pero sobre todas las cosas
que siempre llegue tarde,
justo para verte correr
detrás de otro disimulo,
y se lance a hacer un escándalo
en la vereda de algún kiosco
que esté bajando su cortina.

domingo, 24 de marzo de 2013

Pero

Que nunca hubo lunas llenas
Que me llenaste de bemoles los bolsillos
Que despeinaste las corcheas de mis únicos silencios.

Que no sos, que te invento.

Que te enamoraste de mí
pero no
pero sí
pero no.

lunes, 11 de marzo de 2013

Pero cómo

Pago el café que no me trajeron, salgo del lugar al que nunca entré,
asumo el duelo del invento.
¿Pero cómo olvido lo que no es recuerdo?

martes, 5 de marzo de 2013

Palabra escrita

Leí que te ama, que vos la amás
¡Ay de los que somos alcanzados
por el desparpajo de la palabra escrita!
A veces leo de más
todo lo que vivo de menos
Pero siempre leo lo que quiero
porque nunca entiendo lo que leo
cuando leo lo que no quiero.

Y en el índice del destiempo
busqué tu capítulo en blanco
Y con todas mis notas al margen
dibujé una puerta
La cerré, me tragué las llaves,
las ganas, esas treinta y siete letras
Digerí de golpe,
todo. Nada.

jueves, 21 de febrero de 2013

Las ganas

Ahí están
hechas un bollito
y yo las agarro
las saco del fondo de un bolso viejo
las estiro
les hago anotaciones
tontas
pueriles
y tacho
las que ya no sirven
y me las pego en la frente
me las cuelgo del cuello
de las muñecas
y me pesan
me pesan tanto
se me caen
las levanto, las miro a los ojos
me interpelan
y yo a ellas
no las comprendo
se las muestro a otros
se encogen de hombros
no saben
dicen que no saben
y les ofrezco un mate
no quieren
dicen que no saben
si quieren
y me piden
pero no saben pedirme
no encuentran la pregunta
para esta respuesta
y así, sin más
las empiezo a doblar
al medio, y ese medio
en otro
y en otro más
y así
hasta que me entran en el bolsillo
más recóndito del pantalón
ahí
donde no llega la pelusa del sol
y las guardo
hasta otro momento
en el que me hagan cosquillas
o me muevan la cola
y me muestren la correa
para que las saque a pasear.

lunes, 11 de febrero de 2013

Yo espero

Una noche calurosa y húmeda
frente al televisor prendido en silencio
dejando un libro empezado en la mesa ratona
con la persiana de aluminio levantada
en un cuarto asepiado
sobre sábanas negras
sosteniendo la pared roja con un pie
escuchando bostezar a la calle Mendoza

espero

que me tapes los ojos
con tus manos pequeñas
y me lleves a pasear
a un lugar del que no sepa
cómo volver.

lunes, 4 de febrero de 2013

Verano

Extraño caminar descalza sobre el pasto recién cortado
agarrar con las manos las últimas pelusas de sol
presenciar el intervalo musical
en el que las tres últimas chicharras
le dan paso al primer grillo de la noche.

Algo

No digo tanto como

una pila de libros
cuatro diccionarios
siete alfabetos
y dos bibliotecas.

Pero, no se
quizá

dos palabras y un monosílabo
media vocal y tres tildes
tres consonantes y un corchete
cuatro paréntesis y una exclamación
algunos puntos suspensivos
seis comillas y un cuarto
dos comas y media
alguna interrogación
un índice y tres cuartos de prólogo
una introducción y cinco capítulos
veinte poemas y seis versos.

Algo.

sábado, 2 de febrero de 2013

Deshojo

Yo no deshojo flores con nombre de tía abuela,
deshojo libros, dos libros, siempre los mismos.
Y cuelgo sus hojas en la soga de una terraza
que agujerea cielos, un cielo, siempre el mismo,
noche tras noche, una y otra vez.

lunes, 28 de enero de 2013

Cuántas

¿Cuántas lunas llenas
caben en ese agujero
adonde se va alojando
todo lo que desaparece
cada vez que estás presente?

viernes, 28 de diciembre de 2012

Memoria olfativa

No puedo seguir
leyendo el libro de turno
sin que la idea de cortarme
los cables del olfato
me deje en paz.

Alguien
en el colectivo
usa el perfume
que alguna vez
llevó puesto ella.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Te leo

Te leo
y en ese acto voyeurista
nuestro invento me parece
por un momento
un poco más concreto.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Preguntar

Preguntar al filo del absurdo,
de la mofa
Preguntar conociendo la sentencia,
el monosílabo
Preguntar sin saber,
sabiendo
Preguntar por no responder,
fugarse
Preguntar e inquietar(se),
incomodar(se)

Investigarte

Preguntar muerto de miedo,
en la zozobra
Preguntar y confirmar
lo evidente
Preguntar por gusto,
por disgusto
Preguntar mirando al techo,
al piso
Preguntar desde arriba,
desde abajo
Preguntar y hurgarte los ojos,
la boca

Descifrarte

Preguntar con las manos,
con las cejas
Preguntar enojado,
a carcajadas
Preguntar a gritos,
susurrando,
Preguntar esperando
otra pregunta por respuesta
Tomar aire
y seguir preguntando.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Sólo

Sólo dibujo cuando busco
decir algo sin decirlo

como ahora

que encuentro un ojo tuyo
en cada una de esas letras
que me llevo a la boca
cuando quiero abrazar
de tus recuerdos
al más absurdo.

jueves, 13 de diciembre de 2012

Momento

Ese extraño momento en el que te encuentro

cómo estás
                todo bien
                             no conocía el lugar
                                                        pero qué lindo

y tu pelo, todavía húmedo
brilla si te alcanza algún rayito de cielo
y los árboles que tenemos encima
se apiñan en un lugar verde cronopio

te miro incorregiblemente
te doy un beso y el piso
se pone a caminar debajo nuestro.

sábado, 10 de noviembre de 2012

La palabra

un día
la palabra
saltó al vacío
-acróbata-
y se arrojó
estúpida y torpe
de mi lengua traviesa

con aires de circo
se partió en dos
y te entró
dándose vuelta
por cada uno
de tus ojos

te tapaste la boca
-imagino-
¿de asombro?
de rabia
nos salimos de todo
nos rompimos de nada

y nos encontramos
ahí
sin haber ido
nunca

y nos supimos
adentro
de un afuera
deforme

ámo

          te

lunes, 22 de octubre de 2012

No entiendo

El modo sistemático
de clasificar
situaciones
acciones
gentes
El modo coercitivo
de festejar
éxitos
años
días
El modo estúpido
de ordenar
números
palabras
colores
El modo vacuo
de saludar
buen día
qué tal
adiós
El modo salvaje
de perseguir
empleo
amor
paz
El modo absurdo
de angustiarse
mucho
poco
nada
El modo rutinario
de decir
por favor
perdón
gracias

No entiendo
el modo

compulsivo

de pensarte

sábado, 20 de octubre de 2012

soy

soy, además,
los zapatos
que no me calzan
el bolso
que no me abraza
el cajón
que no me guarda
la ventana
que no me mira
los auriculares
que no me cantan
el suelo
que no me soporta
el toallón
que no me seca
la puerta
que no me abre
la página
que no me escupe
el vaso
que no me besa

soy, también

lo que no soy.

jueves, 18 de octubre de 2012

Que se callen

Que se calle la almohada
el piso de madera
la mesa del televisor
la persiana y sus rendijas
las revistas de música
las novelas del Boom
las suelas de los zapatos
las bombillas de los mates
el departamento de abajo
la calle Machado
el teléfono
mi madre
mi voz
los cuadros que no te pinté
los idiomas que no te hablé
las canciones que no te canté,

que se callen.

Que sólo hablen tus uñas
y me arranquen las cascaritas
antes de que se caigan solas,

que sólo hablen tus manos
y me regalen otras cicatrices
envueltas en papeles de abrazo.

martes, 16 de octubre de 2012

Martes

Que se me gaste el mate
y se me cierre el libro
en esa página en blanco
que cae cada tanto
un día húmedo
de número par.

Que le agarre fiaca al sueño
y los ojos me den patadas
mientras la poesía del capricho
se rinde y se somete,
con total derrota y negligencia,
al acto inerte de mirarte.

Que se me corte la luz
cuando ya quemé todas las velas
mientras comienza a derretirse
la manteca del techo
que sobró de algún festejo
arcaico y popular.

lunes, 15 de octubre de 2012

¿Cómo será?

¿Qué vamos a hacer
cuando se desaten
esos nudos de la espalda,
y el estómago no haga ruido,
cuando el cerebro, perforado,
se descomprima y duerma un rato,
y lo blanco del ojo
deje de ser amarillo?

¿Nos acostumbraremos
a nuestro aliento de fresas,
a que llueva solamente
cuando nos de la gana,
a cerrar los ojos
sin escuchar esas voces
exigiendo respuestas
que no tenemos?

¿Será más fácil respirar lento
sin llegar tarde,
acelerar el paso
sin caerse de la cama,
mirarnos sin debernos
ninguna angustia,
quemarnos sin provocarnos llagas
donde luego meter los dedos?

lunes, 20 de agosto de 2012

Del todo y la nada

Me hastié del cuento,
del poema, de la voz,
del cuadro,
la palabra,
la imaginación.

Del color,
del sepia, y el blanco y negro.
Del perfume y el olor,
del mate, la mermelada,
la sal y el azúcar,
el tango y el rock.

De tu historia,
la mía, la de él
y la de aquella, también.
Del día, la noche, y la madrugada.
Del cuarto, el sillón, la cocina,
el balcón y la terraza.

Del frío,
del calor y la media estación.
De la cerveza y el maní,
del colchón, la frazada
y la funda de la almohada.

De los miedos,
de la angustia, el vacío y el tormento.
De la queja, el sarcasmo,
la abulia y la agonía,
la ironía, la tortura y el rencor.

De la risa,
el placer y la satisfacción.
De lo lleno, el alborozo y la exultación.
De lo luminoso y lo boyante.
Del viernes, del sábado y del domingo.

Me hastié, ¡y cómo!
De las preguntas, de las respuestas,
de las búsquedas, de los encuentros,
de los reencuentros y los desencuentros.
De hablar, de contar y que me cuenten.

Me hastié del todo.
Y de la nada,
también me hastié.

sábado, 18 de agosto de 2012

¿Cómo es?

¿Amás o correspondés?
¿Te aman o te corresponden?
No es lo mismo.
Y no es joda.

¿Cuándo es que amás?
¿Y cuándo correspondés?
¿Será que en principio
uno ama y el otro corresponde,
y luego ambos aman?
¿O será que quien ama,
siempre ama,
y quien corresponde,
siempre corresponde?

¿Conquistás o te conquistan?
Cuando te conquistan,
¿no estás simplemente correspondiendo?
¿Qué tan simple es corresponder?
¿No será más fácil conquistar?
¿Qué es conquistar?
¿Corresponder es menos genuino que amar?
¿Amar es más noble que corresponder?
¿Corresponder es más cómodo,
menos arriesgado?
¿Sufre más quien ama
que quien corresponde?

¿Y si el que corresponde
termina amando,
y quien ama,
correspondiendo luego?
Amante y correspondiente:
¿víctima y victimario?
¿Se esconderá en el corresponder
alguna clase de trama perversa?

¿Cómo es?
¿Te amo o te correspondo?
Y si te correspondo,
¿no te amo?

jueves, 16 de agosto de 2012

Duele

Duele
desearte urgente,
temblando lejos.
Pagar en cuotas,
mirarte lento.
Respirar poco,
y vomitar todo.

Mentirte, nunca.
Escaparte,
siempre.

Duele,
¿y si yo no fuese
y vos tampoco?

No desearíamos
mirarnos lento, urgente.
No temblaríamos
respirarnos poco, de lejos.
Ni pagaríamos
vomitarnos todo, en cuotas.

Si yo no fuese
y vos tampoco,
-te aseguro-,
no dolería
lo que duele.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Vueltas

Doy vueltas
y las vueltas
me dan vuelta a mí.

Y en cada vuelta
soy otra.

Y si soy otra,
me doy vuelta.

Y aparecés,
¡ahí volteás!
Exhalás.

Me doy vuelta.
Te das vuelta.

Y las vueltas
nos dan vuelta.

Y no hay vuelta
sin el roce
de otra vuelta.

Y en cada vuelta
me das vuelta,

lo que doy vuelta
cuando doy vueltas.

martes, 13 de diciembre de 2011

Grafemame

Nudos susurrados 
se desvisten
contra el forro
de una almohada.

Se desnudan
entre sábanas
ilustraciones
de un argot.

Jergas sublimadas
perfilan salivantes
grafemas erizados
de cutículas mojadas.

Llegan, me ultrajan,
me subastan el ombligo,
me otoñan, 
me arrinconan humedades.

Me anida, me acuna,
me engatusa
la cavidad runruneante
del cortejo de tu voz.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Enroscada

Y cuando creo que acaba,
que todo vuelve a su sitio,
y lo habitual me recibe
con un gesto vacante
que me abraza y recoge
con sus brazos rajados,
y me llena de aquello
que me deja sin rostro
y me lleva las ganas
a ese tiempo castaño
donde late tu pelo
y respiran tus versos,
es que tiembla tu cuerpo
y me descubre enroscada
en un hueco de dudas
callando tu nombre,
lamiendo tu risa,
llorando tus dedos,
bebiendo tus ojos,
soñando tus manos,
deseando tus ansias,
jadeando tu espalda
y oliendo tus besos.